jueves, marzo 08, 2007

A las trincheras!

Supe de ti desde muy joven, cuando aún era una niña ya te esperaba y buscaba por todos lados. Iba detrás tuyo en el patio del colegio cuando las demás niñas solo se preocupaban por saltar infinitas veces una absurda cuerda o en enredarse la pierna con un elástico mientras cantaban estúpidas cancioncitas de marineros y maquinas de escribir. Nunca se me dio bien, yo me sentaba y pensaba en ti.

Llené mil folios dirigiéndome a ti, te quise encontrar en mil caras donde no estabas, rimé horribles poemas desestructurados dignos de la hoguera y perdí el tiempo...

Me dormía imaginando que llegarías en el momento más inesperado, volviéndolo todo del revés, arrasando con una vida común y que cualquier impedimento sería poco para estar a mi lado.

En un par de ocasiones sufrí tus bandazos y pude conocer mucho mejor tus sinsabores que todo lo que esperaba de ti. Y hubo un día, cuando ya no te esperaba, que apareciste despacio, en silencio, sigiloso pasaste por mi espalda y me susurraste al oído “te tengo”.

Poco después solo tu peor parte se quedo sobre mis hombros, impidiéndome avanzar durante años y observando cada uno de mis movimientos, mirándome a los ojos desafiante, queriendo compararse con todo lo bueno que pudo ocurrirme.

Y harta te dejé ir, y no quise más de lo malo ni nada de lo bueno, y no esperé más a que regresases, y te cogí miedo... y llegué a odiarte y huirte.


Has sido mi mejor medicina contra la impaciencia.

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Joer, que intimista...

8:50 p. m.  
Blogger reve said...

Hoy venía paseando del trabajo y pensaba (vete tú a saber de dónde ha salido a estas alturas) en el único cabrón que se ha cruzado en mi vida de esa manera.
Y me reía... a fin de cuentas sólo nos han ayudado a aprender, niña...

5:47 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Volverá...

4:10 p. m.  
Blogger Likuid Specie said...

Nunca se fué, nunca se nos fué a ninguno realmente...

9:25 a. m.  
Blogger reve said...

Niña, hay un juego nuvo en los icos.
Se llama días de tele, la infancia perdida.

Así que sal de donde estés escondida y ponte con ellos, que necesito tu ayuda!!!!

2:45 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ay, el amor... Tanto tiempo y tanto gasto y luego no dura más que un rato chiquitirritín.

1:47 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pues yo creo que el amor es algo tan bonito que deberían ilegalizarlo.
Eso si, las corridas de toros me encantan.

5:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home